#ElPresenteEsFeminista: Florencia Freijo

Por Mercedes Pappa

Florencia Freijo es politóloga y feminista. Trabaja en defensa de derechos humanos y escribe en diversos medios. Charlamos con ella sobre cómo se instaló la agenda feminista en los medios, su paso por Intrusos, el aborto legal y su visión sobre el futuro.


¿Cuál fue el punto de inflexión que generó un aterrizaje de feministas en los medios más tradicionales?

Creo que no hubo un punto de inflexión. En realidad, fue un proceso de muchos años tratar de poner en la agenda mediática los temas de la agenda de mujeres. A partir del movimiento del NiUnaMenos, la cuestión de los femicidios fue encarada por mujeres periodistas que son activas en los medios de comunicación. Esto empezó a generar una ola de visualización de las problemáticas vinculadas a la violencia de género, pero después planteó otros debates, por ejemplo el de las mujeres abusadas en la industria del entretenimiento, como sucedió con Calu Rivero. Podríamos tomar este tema como un punto de inflexión porque antes solo se hablaba en los programas de chimentos a la tarde. Esto, sumado a toda la lucha anterior, generó un entramado que sostuvo que la demanda de mujeres es más amplia y que la violencia física (el golpe, el abuso, el femicidio) es el último atisbo de todas las violencias que viven las mujeres.

¿Por qué quisiste alzar tu voz en un programa como Intrusos, que no suele tratar temáticas de género?

Es importante ocupar todos los medios: los masivos, los digitales y los no tradicionales, porque generan una masa crítica y analítica sobre la igualdad de género, que es un problema social y una deuda de la democracia. Hay que estar en espacios como el de Intrusos porque se transmite en un horario de la tarde en el que las empleadas precarizadas, que en su mayoría somos las mujeres, estamos mirando la tele. Las mujeres triplicamos la cifra promedio de desempleo y realizamos el 80 % de las tareas domésticas y de cuidado, con lo cual, cuando una puede estar ahí sentada hablándole a una mujer que, como una, sufre diferentes tipos de violencia, tiene que aprovechar. Haber podido hablar del rol de mi abuela, de rol de mi madre, del rol de todas las mujeres, y que haya salido alguien como Araceli González a hablar como mujer, fuera de su figura mediática, generó mucho fervor. Interpeló a un montón de personas que empiezan a pensar “ah, esto es el feminismo, esto es lo que quieren”. Me parece que, en ese sentido, el impacto fue absolutamente positivo.

flor intrusos
Florencia Freijo en Intrusos 

¿Por qué a pesar de lo mucho que se está hablando de las denuncias de acoso que hacen las artistas, la industria del espectáculo sigue respaldando a Juan Darthés?

Me parece que se tiende a la resistencia al cambio. Hay muchos actores que están acusados de abuso y, sin embargo, esto no los ha perjudicado en sus carreras -aunque sí ha perjudicado las de las mujeres-. Esto tiene que ver con la idiosincrasia machista de nuestra cultura, pero las cosas van cambiando de a poco, y creo que esto no va a pasar más y va a haber tolerancia cero hacia los casos de abuso.

Tu descripción de Twitter dice “feminismo y ecología tienen la misma raíz”. ¿Qué significa esto?

Silvia Federici dice que el feminismo es la semilla, porque el pase del feudalismo a este capitalismo salvaje posicionó a la mujer en una situación de inferioridad y dependencia con respecto al hombre, pauperizando sus condiciones de vida. Hay una relación directa entre la desigualdad de género y la configuración del sistema productivo. Hoy en día, el capitalismo se presenta de manera más cruenta y utiliza recursos limitados. No es casualidad que surja una derechización de los movimientos políticos en el mundo, en el mismo momento en el que, como resistencia, aparece el feminismo en diferentes espacios, culturas y agendas. Por eso, la agenda del feminismo es política y es pública, porque cuestiona la lógica de este sistema en el que las consecuencias son muchísimo más fuertes para los cuerpos feminizados. El feminismo es volver a lo comunitario, a la sustentabilidad en cada una de las acciones humanas, es pensar en el largo plazo.

“La agenda del feminismo es política y es pública, porque cuestiona la lógica de este sistema en el que las consecuencias son muchísimo más fuertes para los cuerpos feminizados.”

Hace unas semanas, Macri y su gabinete dieron luz verde para debatir el aborto en el Congreso. ¿Creés que se trata de oportunismo político? 

¿Hablar de oportunismo político cuando el lunes 19 se hizo una marcha masiva, cuando el tema del aborto fue trending topic en Argentina, y cuando ha surgido en todos los medios de comunicación? En realidad, me parece que esta es la respuesta que él debe tener como presidente ante una voz masiva que no puede ser desoída.

¿Creés que se aprobará la ley?

Me parece que va a llevar tiempo crear un proyecto que sea pragmático para todos los espacios políticos, que están más preocupados por votar en relación a su lugar partidario y a conservar su silla política, que por votar en base a una convicción que no sea hipócrita respecto a su pensamiento sobre el aborto. Estamos hablando de diputados y senadores que tienden a representar espacios supuestamente populares, pero que no son capaces de hacer las lecturas necesarias para entender que la problemática del aborto es una cuestión de salud pública que afecta a las más pobres. Creo que hasta lograr la reflexión que se requiere para generar un mecanismo de ejecución para que el aborto sea no punible y para que esté enmarcado en el ámbito de decisión de las mujeres, habrá un proceso de disputa en la arena política. No queremos abortar por más causales, sino por el solo hecho de que es nuestro deseo.

¿El futuro es feminista?

Sí, porque sino no sería la lucha y la bandera que llevo adelante. Tenemos que lograr la democratización de las sociedades, los consensos, y, especialmente, la equidad y el equilibrio en términos sociales y productivos: eso es el feminismo. Creo que por las consecuencias del desequilibrio de las dinámicas sociales per se (del cambio climático, del aumento de la pobreza y el desempleo y de la limitación de los recursos)  vamos a empezar a generar mecanismos y políticas públicas relacionadas al equilibrio. Pero para esto falta, porque hay gente que no quiere perder sus privilegios y somete a las sociedades a un capitalismo más atroz, que genera que las mujeres tengamos que estar con mayor fuerza en pie de lucha.

No estoy segura de con qué celeridad temporal se dará esto. Cuando irrumpió el movimiento NiUnaMenos, en junio de 2015, no pensábamos que se lograrían conquistas como la paridad legislativa, la liberación de Belén (presa por un aborto espontáneo) o la liberación de Higui (presa por defenderse de una violación). Sin embargo, también hay retrocesos en materia de derechos, como cuando vemos que imputaron y procesaron a dos mujeres por besarse en la vía pública. Por eso, necesitamos no cansarnos, tener esperanza, estrategia, pensar de manera homogénea y colectiva como compañeras de este movimiento y así lograr que el futuro sea feminista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s