El futuro en crisis

Por María Delfina Casali


El grito de las universidades públicas

Las luces están apagadas. La semana pasada fue la tercera sin clases en la mayoría de las universidades públicas del país. Así lo ratificó la Confederación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) en un comunicado emitido a través de su página oficial. “El Ministerio de Educación acaba de informar, el otorgamiento de un aumento unilateral del 5,8% “a cuenta de futuros acuerdos” que ya fuera declarado insuficiente en la paritaria del lunes 13, dado que consolida la pérdida del poder adquisitivo docente y no supera el techo del 15%”, explican allí.

La visibilización del reclamo —que pasó bastante inadvertida en los medios— fue llevada adelante por docentes y estudiantes de distintas formas: hubo clases públicas, banderazos, abrazos a las facultades y marchas. Diego Berenstein, Licenciado y Profesor en Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, docente del CBC e Investigador en Educación Superior explicó: Les docentes universitarios estamos reclamando no solo por el aumento de nuestros salarios sino también por el aumento de presupuesto para todas las universidades, que impacta en la infraestructura, laboratorios, obras y más”. Además, contó que en principio el Ministerio les ofreció un aumento del 15% en cuotas, a cobrar la última del 6% en diciembre y que esto fue rechazado por los docentes. “La oferta que se hizo luego fue del 10,8% y fue tomado por muchos como una provocación al sector. Fue en parte lo que desató las acciones que se están llevando a cabo en defensa de la educación, la investigación, la ciencia y la tecnología. Recordemos que muchísimos rubros de la canasta básica de alimentos subió más del 30%”, añadió Berenstein.

Un estudio realizado por Leandro Bottinelli de la Universidad Pedagógica Nacional sobre el salario docente explica: “Los trabajadores de la enseñanza con nivel superior o universitario completo tienen ingresos mensuales promedio que resultan un 27%
inferiores al del resto de los profesionales. Por otra parte, 15 de las 18 ramas de actividad económica generan ingresos laborales mensuales para sus trabajadores de alta calificación que están por encima de la docencia”. En este sentido, cabe preguntarse por qué los constructores del futuro son quienes perciben menores salarios.

informe

Les docentes luchamos no solo por mejores salarios sino para que la educación superior pueda estar garantizada para todes. La educación es inversión de futuro, de conocimiento y sin ella seguiremos siendo cada vez más dependientes de otras economías. A todes les que amamos la educación y sentimos pasión por estar en las aulas y compartir conocimiento no nos gusta tener que parar la universidad, pero tenemos que hacernos escuchar ya que estamos reclamando por nuestro salario y por mayor prepuesto para todes“, declaró Berenstein.

fuente cedoc
Fuente: CEDOC

La situación en el conurbano bonaerense

El conurbano también se levanta. Las autoridades de la Universidad Nacional Arturo Jaurteche advirtieron que solo cuentan con los recursos para funcionar hasta octubre y que si no reciben una respuesta del Ministerio de Educación nacional para reforzar el presupuesto, la universidad tendrá que cerrar sus puertas. 

Por su parte, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Lanús resolvió declarar el estado de alerta y movilización permanente con el objeto de favorecer y difundir acciones tendientes a la articulación, solidaridad y toma de conciencia de la comunidad educativa sobre la situación actual del sistema universitario.

39442680_2216209015075789_2265293020381315072_o

El 23 de agosto se publicó en la página de Facebook de la UNLa una carta abierta de la rectora Ana Jaramillo titulada “En defensa de la Universidad pública”. Allí expone que “la oferta salarial indignante del gobierno ofrecida a los trabajadores docentes sumada a la inflación y los tarifazos hace dificultoso, como en nuestras propias casas, pagar la luz, el gas o el agua para continuar nuestra tarea en la universidad”. Y expresa en unas pocas palabras lo que moviliza un reclamo masivo del que aún el gobierno no se ha hecho eco: “No se puede agrandar la Nación sin educación, sin ciencia y tecnología, sin salud pública y sin seguridad social. Y menos  aún podremos hacer un país con justicia social y dignidad”.

Otro caso es el de la Universidad Nacional de Quilmes, en donde docentes y estudiantes también se movilizaron en las semanas anteriores para visibilizar el reclamo: hubo clases públicas, abrazo a la Universidad y pintada de murales, entre otras cosas. Nadia Chiaramoni, Investigadora adjunta del CONICET y docente de la Universidad explicó que trabaja allí desde el 2004 y que el mes pasado los sueldos fueron depositados más tarde, algo que nunca le había ocurrido en sus 14 años de trabajo. Lo que sucedió fue que los fondos del Ministerio no llegaron y, debido a esto, la Universidad tuvo que utilizar los propios para pagarle a los docentes.

En cuanto a los fondos para la investigación explica: “Los subsidios siguen siendo de la misma cantidad de dinero. El problema es que nos siguen dando la misma plata que cuando el dólar estaba a $10 y las cosas siempre se compran afuera, es decir, que la plata no alcanza para nada. Hay cosas de la investigación que no podés hacer. Por ejemplo, yo trabajo con unos lípidos que compro afuera, en Estados Unidos porque acá no se fabrican y como no hay desarrollo científico y tecnológico tampoco va a haber. Siempre salieron lo mismo. Antes yo podía pagarlo con los subsidios que tenía, ahora no puedo. Todos los experimentos que planteé para terminar con la tesis de mi becaria, no es que no se van a hacer, no puedo permitirlo; pero van a salir de mi bolsillo”.

Chiaramoni además expresó la indignación que le produce ver que los medios no muestran el reclamo. “Me da mucha bronca que se burlen tanto de los reclamos de esa manera, como que uno es un caprichoso gritando por un postre. No es así. Estamos todos juntos pidiendo por la educación pública. (…) Recuperarse de estos golpazos va a costar un montón de años y eso me da mucha tristeza“, manifestó.

2018-08-13-07-34-22-1.jpg
Abrazo a la UNQui. Foto por Micaela Rodríguez, estudiante de la Universidad.

“Recuperarse de estos golpazos va a costar un montón de años y eso me da mucha tristeza”

La comunidad científica

En Cinco puntos clave para entender qué está pasando en el Conicet publicada en mayo en esta Revista ya se evidencia la difícil situación que atraviesa la ciencia y la tecnología bajo la gestión de Cambiemos. “Si se tiene en cuenta el gasto ejecutado en cuanto a la Ciencia en relación con el gasto total estatal o el tamaño de la economía –PBI-, la relación empeoró bajo la gestión de Cambiemos si se tiene en cuenta el Ministerio de Ciencia y Tecnología y también cayó si se tiene en cuenta la función ‘Ciencia y Técnica’”.

El 21 de agosto en el pase entre Ernesto Tenembaum y Reynaldo Sietecase en Radio Con Vos, hubo una entrevista sobre el ajuste en ciencia y tecnología a Mario Pecheny (Investigador del área de Ciencias Sociales y electo para el directorio del CONICET) y Juan Pablo Paz (Director del Instituto de Física de Buenos Aires). Allí explicaron la dura situación que está viviendo la comunidad científica:

“En el CONICET hay 10.000 investigadores, más o menos el mismo número de becarios y se distribuyen alrededor de 260 institutos que están en 22 provincias del país. O sea, es una entidad muy trasversal porque no tiene una función especifica, sino que tiene interacción con institutos como el INTA, INTI, universidades… De esos 260 institutos, 240 directores de instituto firmaron una declaración en donde caracterizan a la situación como que el CONICET está al borde de la parálisis. Los institutos que tienen que pagar servicios y demás, no tienen a esta altura del año un presupuesto asignado. Es la primera vez que ocurre en la historia del organismo. Estamos en una situación de emergencia total. Y eso sin dejar de mencionar el tema de los salarios y los subsidios para la investigación que se han paralizado”

“Es la primera vez que ocurre en la historia del organismo. Estamos en una situación de emergencia total”

//radiocut.fm/audiocut/embed/mini/entrevista-a-mario-pecheny-y-juan-pablo-paz

Los entrevistados coincidieron en que “en el seno de la comunidad científica no hay grieta. Todos estamos de acuerdo en que la política actual en materia científica es errática, está desfinanciada”. También expusieron que la llamada “fuga de cerebros” ya está ocurriendo, así como sucedió en otros momentos duros del país y que, probablemente, seguirá pasando porque las próximas generaciones no podrán quedarse a hacer ciencia y tecnología en el país. La pelea es por el futuro. Uno en donde todas y todos tengamos las mismas oportunidades de estudiar, crecer y desarrollarnos profesionalmente en nuestro país.

MAFALDA SIEMPRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s