Las 3 claves para entender la legítima defensa

Por Mercedes Pappa

El disparador: los casos de “justicia por mano propia”

Ocurrió en agosto de 2016 en San Martín: un ladrón -Ricardo Alberto “Nanu” Krabler (24)- quiso robarle el auto al cirujano Lino Villar Cataldo. Según el médico, el asaltante se acercó a él mientras sacaba su auto marcha atrás, le dio un culatazo en la cabeza y le dijo “Bajate hijo de puta o te mato”. Después lo tiró al piso y pasó el auto por arriba de sus piernas, por lo que él agarró un arma que guardaba en el cantero de su consultorio, disparó 4 veces y mató al delincuente. La fiscal del caso, Diana Mayko, considera que este relato no es creíble porque algunos factores no cuadran. 

El caso despertó un debate nacional sobre si el médico realmente había actuado en defensa de su vida o si se había excedido para evitar que el ladrón se llevara su auto. Sin embargo, el dilema ya se disipó: en abril de este año el cirujano fue declarado no culpable. A pesar de lo que creía la fiscal, un juicio por jurados decidió la absolución de Villar Cataldo. Pero este episodio de justicia por mano propia no es el primero ni será el último que ocurra en el país, por lo que es importante comprender qué entiende la justicia por “legítima defensa”.

¿En qué ocasiones puede alegarse legítima defensa?

El Código Penal argentino establece que no es punible “el que obrare en defensa propia o de sus derechos, siempre que concurrieren las siguientes circunstancias”:

1.“Agresión ilegítima”

¿Qué quiere decir esto? Que el atacante no tenía derecho a realizar esa acción. Por ejemplo, en el caso del médico Villar Cataldo, el ladrón no tenía derecho a robarle su auto ya que era propiedad privada del cirujano.

2.“Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla”

Este requisito a veces es más difícil de probar porque se refiere a la proporcionalidad en la defensa: en teoría, quien se defiende debe hacerlo con un arma similar o inferior a la que está usando el atacante. Por supuesto que esto no siempre es posible; muchas veces la persona que se defiende lo hace con lo que tiene a mano, y -demás está decir- no tiene forma de comprobar qué arma lleva el atacante para defenderse proporcionalmente. En el sitio Derecho En Zapatillas, sin embargo, el abogado Sergio Mohadeb explica que “la proporcionalidad no está dada por el medio que se utiliza para defenderse sino en que la actuación de quien se defiende sea suficiente para evitar o repeler la agresión ilegítima de la que es víctima; si va más allá de eso, actúa en exceso.” 

Por otro lado, la defensa debe ser inminente, es decir, ocurrir exactamente en el mismo momento que el ataque. De lo contrario, la persona no estaría actuando para defenderse sino para vengarse, y esto implicaría un exceso en la defensa.

3.“Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende”.

Hay condiciones claras, sí. Pero no todo es tan sencillo: estos requisitos se evalúan de acuerdo a las circunstancias de cada situación particular, y muchas veces la decisión depende de la interpretación de la norma y la ideología que tenga el juez o, en su defecto, las personas que conforman el jurado popular.

¿Qué cifras se manejan?

Según un informe del Consejo de la Magistratura, en la Ciudad de Buenos Aires en el año 2017 se registraron siete homicidios por legítima defensa. De esos siete, seis fueron cometidos por la policía y tan solo uno por un civil. Por otro lado, una de las personas asesinadas por legítima defensa era un menor de edad. En el siguiente gráfico elaborado por Gritalo Vos se observa que la legítima defensa conformó un 5% de los homicidios dolosos de la ciudad, que fueron 144 en total.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s