Flamante ministro, Acuerdo de París y el Papa Francisco: ¿qué pasará con el nuevo Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable?

Por Miguel Goyeneche

Tiempo de lectura: 4 minutos

El martes pasado el recién asumido presidente Alberto Fernández le tomó juramento a Juan Cabandié como ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en reemplazo del saliente Sergio Bergman. Esta cartera fue, durante el último tiempo, víctima del recorte ministerial hecho por Mauricio Macri en septiembre de 2018, cuando pasó de ser Ministerio a Secretaría. Pero, ¿qué rol desempeñó desde su creación?

Surgió como Secretaría dependiente de Presidencia a principios de los noventa. Durante algunos años dependió de Desarrollo Social, durante otros, de Salud; hasta que en 2007 pasó a depender de Jefatura de Gabinete. Hoy en día tiene bajo su control la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, la de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, la de Control y Monitoreo Ambiental, la Interjuridisccional e Interinstitucional, y las Subsecretarías de Coordinación Administrativa y de Fiscalización y Recomposición. 

Su función consiste básicamente en implementar políticas ambientales dentro del territorio y dentro de la Administración Pública. Es parte del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), de la Administración de Parques Nacionales, difunde información, genera lazos con ONG vinculadas e interviene en tratados y eventos internacionales, entre muchas cosas más. También integra la ACUMAR, encargada de las tareas de limpieza del Riachuelo. 

En los últimos años, varios ministros estuvieron a cargo de esta cartera pero, ¿qué tan trascendentes fueron? A partir de un hilo de Twitter publicado por @maxipalazzi podemos armar la siguiente lista: 

Juan José Mussi – 2010/2013

Médico clínico, cuatro veces Intendente de Berazategui y ex ministro de Salud de la Provincia. En su segundo mandato como intendente enfrentó varios problemas de índole ambiental que tuvo que revocar. Durante su gestión como Secretario llevó adelante el Inventario Nacional de Glaciares y prometió la limpieza del Riachuelo. 

Omar Judis – 2013/2015

Hombre de extensa formación académica, ex rector de la Universidad Nacional del Chaco Austral. Estuvo a cargo de la subsecretaría de Medio Ambiente chaqueña, pero su atención siempre estuvo puesta en la obra pública. Estuvo involucrado en varios casos de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas durante su etapa como rector. 

Sergio Lorusso – 2015

Abogado que se desempeñó como Secretario de Seguridad Interior del Ministerio de Justicia. Hombre de Aníbal Fernández, permaneció en la Secretaría para afrontar el año electoral sin turbulencias.

Sergio Bergman – 2015/2019

Farmacéutico, previamente legislador porteño y rabino. Con él, la Secretaría se convirtió en Ministerio para volver a descender de categoría luego del acuerdo con el FMI. Hecho más relevante de la gestión: su disfraz de árbol. 

Resultado de imagen para bergman arbol

Juan Cabandié – 2019

Dirigente de La Cámpora, ex diputado nacional, pieza clave en el armado de la fórmula presidencial y la inclusión del massismo. No tiene ningún tipo de experiencia en ambiente. El Presidente afirmó que es un candidato ideal para el puesto ya que por su edad (41) forma parte de una generación preocupada por el medio ambiente 

El autor de este hilo concluye de manera acertada al decir que “la temática ambiental tiene cada vez más lugar en la opinión pública y en los medios de comunicación, pero sigue siendo una cartera muy relegada del interés político”. Suele ser un ministerio que funciona como premio para los más leales. Por otro lado, no se puede dejar de mencionar que Mussi, Lorusso y Judis están procesados por no hacer cumplir la Ley de los Glaciares

Laudato si’ y el Acuerdo de París

Durante su discurso ante la Asamblea, Alberto Fernández le dio un lugar considerable a su preocupación por el cambio climático. Dijo que “Argentina necesita una política ambiental activa que promueva una transición hacia un modelo de desarrollo sostenible, de consumo responsable y de valoración de los bienes naturales.”

En ese contexto, la misma noche después de su asunción, el nuevo ministro partió rumbo a Madrid, donde se está realizando la 25.a Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de Cambio Climático de las Naciones Unidas. Allí, Cabandié se puso al frente de la delegación argentina e inició su gestión con una disertación en el panel de alto nivel, en el que aseguró que quiere “fortalecer el rol del Estado nacional en la elaboración de políticas ambientales para abordar las causas y consecuencias del cambio climático”. 

Resultado de imagen para cabandié cop25

Por otro lado, en su primer discurso como Presidente, Fernández también afirmó: “En esa búsqueda, estamos inspirados en la encíclica Laudato si’, de nuestro querido Papa Francisco, carta magna ética y ecológica a nivel universal”. Ayer, en la COP25, el Ministro Cabandié volvió a mencionar este documento papal, diciendo que su gestión tendrá como norte e inspiración la encíclica. 

Este documento fue firmado por Francisco en junio de 2015 y se centra en el planeta Tierra como la casa común de todos. Defiende la naturaleza, la vida animal y las reformas energéticas y realiza una crítica al consumismo y el desarrollo irresponsable. Puja en favor de una acción mundial rápida y unificada para combatir la degradación ambiental y el cambio climático. El interrogante que surge entonces es: ¿vamos a tomar como guía un documento religioso o nos vamos a basar en informes de la comunidad científica global? 

Otro punto mencionado por ambos fue el compromiso por cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, justo en la semana de la COP25, en la que los especialistas y varios representantes de Estado declararon que, cumplidos cuatro años del Acuerdo, sus objetivos no son suficientes, por lo que habría que quintuplicarlos para evitar un aumento de la temperatura global mayor a los 1.5 grados

Teniendo en cuenta todo esto, se abren varias incógnitas: ¿El ministerio de Ambiente va a cumplir un rol más significativo en comparación al que cumplía hasta ahora? ¿El compromiso de los nuevos objetivos planteados en la COP25 será respetado? ¿Se implementarán medidas reales y comprometidas como mencionó el Presidente?

Fernández dijo que se opone a la “minería mal practicada”, cuando es sabido que las extracciones minerales, bien o mal practicadas, tienen un altísimo impacto en las comunidades, los ríos, las napas y los suelos de las áreas explotadas. Entonces, si suscribimos tan fielmente a los objetivos del Acuerdo de París, ¿vamos a tener como prioridad extractivista los yacimientos de Vaca Muerta? Sólo queda esperar, a pesar de que mucho tiempo no hay. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s