Petróleo: qué originó el conflicto entre Rusia y Arabia Saudita

Este fin de semana cayó un acuerdo de larga data entre dos de los mayores países productores de petróleo a nivel global y eso ocasionó un derrumbe en los mercados del mundo. ¿Por qué ocurrió?

Por Mercedes Pappa

Tiempo de lectura: 4 minutos


Por qué se originó el conflicto

Mientras los analistas tenían la mirada puesta en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, surgió otro enfrentamiento que pocos predijeron. La semana pasada, los 15 países miembro de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) se reunieron en su sede en Viena para discutir los pasos a seguir luego de que la demanda de petróleo cayera a nivel global por el coronavirus. El precio ya había bajado un 20% a lo largo del año y amenazaba con seguir haciéndolo. En este encuentro, el país líder de la organización, Arabia Saudita, sugirió recortar la producción de petróleo para que el precio del mismo suba y así generar mayores ganancias a aquellos miembros del bloque que dependen fuertemente de estas exportaciones.

Twit del politólogo argentino Andrés Malamud

Pero no todos los países accedieron a la propuesta. Rusia se mostró muy en contra: el representante de Moscú, Alexander Novak, incluso abandonó la reunión mientras se discutía el tema. El motivo fue que el principal afectado por esa medida sería el país dirigido por Putin: para reducir la producción en un millón de barriles por día, tal como proponía Arabia Saudita, Rusia debía hacer un recorte de 500 mil barriles por día. Ante la negativa del Kremlin para colaborar, el país líder de la OPEP tomó represalias y así fue como se rompió el acuerdo hecho tres años atrás por el que Rusia -que no forma parte de la organización- coordinaba sus niveles de producción con el resto de los países miembro del grupo.

Qué desató el derrumbe del precio del petróleo

Debido a esta situación, Arabia Saudita decidió bajar abruptamente el precio de los barriles en una clara declaración de guerra comercial a Rusia, ya que tener los precios más bajos hará que concentren toda la demanda de crudo en Asia. En respuesta, los rusos planean aumentar la producción en 300 barriles más por día, por lo que el precio seguirá bajando. Pero más allá de la ventaja que los saudíes puedan sacar de esto, lo cierto es que la medida ocasionó la mayor caída del precio del petróleo desde 1991.

Sin embargo, los expertos aseguran que el impacto de esta baja no es el mismo que en aquel entonces porque hoy existen formas alternativas de obtener energía y el oro negro no es tan codiciado como lo era antes. Pero es evidente que muchos países verán las consecuencias negativas de esta resolución en sus mercados, entre ellos principalmente Irán y Venezuela, e incluso Estados Unidos -a pesar de que el Presidente Trump celebra la baja del precio para los consumidores-. Otros países como China, por ejemplo, se verán beneficiados porque son importadores.

Twit del Presidente estadounidense: “Bueno para el consumidor, ¡los precios de la gasolina bajan!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s