La libertad no se mancha

“Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana”, le dijeron. La golpearon. Ella juntó fuerzas, sacó el cuchillo que tenía escondido y tiró un puntazo. Uno de los atacantes murió. Ella estuvo presa 8 meses por defenderse. Esta es la historia de Higui.